miércoles, 9 de noviembre de 2011

10 de Noviembre - Dia de la Tradición Argentina

¿Por qué el 10 de noviembre se festeja el Día de la Tradición?
¿Que es una tradición? ¿Se pueden modificar?

El Día de la Tradición se celebra el 10 de noviembre porque ese día nació José Hernández. ¿Y quién es?, te preguntarás. Quizás te suene más si te decimos “Martín Fierro”. Bueno, José Hernández fue el creador de ese poema gauchesco y un gran defensor de los gauchos. 

 
¿De qué estamos hablando?

Tradición quiere decir “
donación o legado”. Es lo que significa a un pueblo y lo diferencia de los demás. Es algo propio, un conjunto de costumbres que se transmiten de padres a hijos.
Esto funciona así: cada generación recibe el legado de las costumbres que tuvieron sus padres y colabora aportando lo suyo para dejarles a los que vienen atrás.
Así que la tradición de una nación es su cultura popular, el gran conjunto de todas las costumbres de cada región del país. A ver, pensemos: ¿Quién no repite alguna costumbre que tiene de sus abuelos? Puede ser una comida, una canción, un baile, una leyenda, un juego...
 
 
Algunas se fueron sumando con el tiempo y también se han convertido en propias como la pizza, que es de origen italiano. O las milanesas con puré, o las hamburguesas. Porque tomar costumbres de otros lugares y hacerlas nuestras también es construir tradición y, justamente, la tradición argentina está hecha de esa forma: con un poco de cultura de cada lugar de donde llegaron inmigrantes, sumadas a las que había aquí heredadas de nuestros aborígenes.


La tradición es el conjunto de costumbres, creencias y cultura de un pueblo, que se transmite de una generación a otra. Ahora bien ¿Padece usted de alguna enfermedad hereditaria? ¿Considera que su carácter es igual al de sus padres?

Vemos en la Biblia gente cuya vida bendijo a su familia y a su nación. Vemos también gente cuyas acciones les acarrearon una maldición a su familia, su ciudad y su nación. Usted y yo no somos diferentes. Estamos cosechando las consecuencias del pecado de Adán. También estamos cosechando las consecuencias de la promesa de Dios a Abraham de que todas las familias de la tierra serían bendecidas por medio de él. A través de Abraham y de sus descendientes, Isaac y Jacob, aparecieron las doce tribus de Israel que terminaron convirtiéndose en la nación de Israel. De esta nación vino Jesús, y por medio de Jesús, la maldición fue rota.

No importa que usted esté sufriendo por una maldición que es consecuencia de algo que usted mismo haya hecho, o que se debe a algo que hayan hecho sus antepasados. El Cristo que quita las cargas y destruye los yugos vino para hacerlo libre. Ya usted no tiene que pagar más las consecuencias de esa maldición. Puede vivir en las bendiciones, en la libertad de la redención y en la restauración de Dios.
  
"Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra" --Génesis 12:2-3

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentar no cuesta Nada Chee!!!